Esta es una duda bastante común a la hora de elegir el médico que atenderá a algún miembro de la familia por parte de un seguro médico. Por tanto, conocer cuáles son sus alcances te ayudará a tomar la mejor decisión.

Es necesario mencionar que la medicina en sí es muy amplia y aunque, en algunos casos, ambos son una buena alternativa, lo mejor es estar bien informado.

¿Cómo elegir el mejor médico de acuerdo a la condición a tratar?

Lo primero que necesitas hacer antes de elegir al especialista de la salud, es saber cuál es la edad de la persona que necesita la atención médica, así como qué tipo de atención necesita. Con estos datos, es posible escoger al doctor sin problema.

En primer lugar, los doctores internistas y los médicos de atención primaria son la opción adecuada si se trata de un adulto. Por su parte, un médico familiar puede también atender a niños o ancianos, es decir a personas de todas las edades, ante un quebranto de salud.

Conocer las especialidades de cada doctor

Aunque no somos expertos en la materia, por lo general, los médicos llevan su especialidad en la descripción. También, en algunos casos se puede sobreentender. Por ejemplo, un médico de familia también se especializa en pediatría.

Los médicos de familia siempre son la elección de las familias que tienen niños pequeños porque estos doctores pueden acompañar todo el proceso de crecimiento del niño, incluso hasta adultos.

De hecho, de no necesitar ayuda de otro especialista por alguna enfermedad en particular, este podría tratarlos hasta que sean mayores.

¿Cuándo es recomendable acudir a un médico internista?

Los médicos internistas atienden a pacientes mayores de 18 años, pueden ayudarles en caso de enfermedades como: problemas cardiovasculares, diabetes, hipertensión, entre otros.

¿Qué tipo de educación reciben los médicos internistas y los de familia?

Ambos estudiaron medicina antes de especializarse como médico internista o de familia. Puede que elijan alguna otra especialidad en particular, pero los 2 están facultados para brindar a un paciente atención ambulatoria y hospitalaria de ser necesario.

Igualmente, es común que un médico familiar reciba formación ginocoobstrecta y que un médico internista esté capacitado con formación sobre cardiología o gastroenterología porque estas ramas de la medicina serán las que explorarán mucho más en su desempeño diario.

¿Cómo seleccionar el mejor médico para mi familia?

Es importante poner la salud de tu familia en manos de un buen médico, generalmente, los doctores que ofrecen un mejor servicio son recomendados por las demás familias y tienen mucho prestigio en el lugar en el que trabajan.

También, dependerá de lo que le guste a cada familia, la atención que reciban, cómo les ayude de acuerdo a sus condiciones y que les haga sentir cómodos.

Un asesor de seguro puede ayudar a la familia a elegir el mejor o a los mejores médicos de la zona porque a veces maneja esa información, si lleva mucho tiempo ejerciendo como asesor de seguro en esa localidad.